jueves, 2 de octubre de 2008

Depresión post-parto


Se terminó "Vector vs Code". Ahora, depresión post-parto, dulce depresión post-parto. ¿Le pasará a todo el mundo? (a todo el que hace algo que tiene fin). Aca nos sucede sin excepción, cada vez que un juego se termina sentimos que se nos vuela el techo y quedamos a la intemperie, nos vemos obligados a salir a cazar una nueva idea. Munidos de 2 o 3 balas con pólvora húmeda, cagados de frío, con lobos siguiendonos el rastro y de noche. Y la desesperación no se acaba hasta que nos topamos con una idea indefensa, herida, medio muerta en la esquina mas hostil, abandonada por la manada, pidiendo por favor que acabemos con su desgracia. Y así la tomamos, las balas no sirven asique la llevamos a de9a18 y ahi la alimentamos, le damos cobijo, calor, hasta que crece y se recupera. Pasan unas semanas y cuando está lista para caminar solita nos mira a la jeta y siempre, siempre dicen lo mismo:
-Gracias macho, todo lindo, pero fué, me voy a la mierda.
Y se van nomás.

3 comentarios:

Fíjese Usted dijo...

Muchachos, lo de ustedes es fenomenal. Confieso que el del perro vaca no me entusiasmó mucho que digamos, pero después jugué al del Mostro y... excelente, viejo! Porque además del juego como tal-que pone el condimiento de resolución de problemas con los pibes-, el diálogo final fue muy bueno. Cuando estaba por poner mis datos para dejar mi récord lamentable, me percaté de que habían empezado a conversar los protagonisas y me quedé compenetrado en el diálogo, que me pareció original, sin los lugares comunes que se usan para diálogos "graciosos" y lo jugué de nuevo para ver otra vez la escena.
El complemento del blog está bueno, especialmente para alguien como yo que no tenía la más remota de idea de cómo es un programador de juegos; sospechaba que eran humanos también pero hasta ahí nomás.

Un gusto,
Bruno

piero dijo...

no se bajoneen muchachios....igual todo se va a los canios anyway.
saludo

Toto dijo...

ideas, mujeres, siempre es igual.